Guía de compra de gafas de realidad virtual: 11 modelos para todas las expectativas, necesidades y presupuestos

Guía de compra de gafas de realidad virtual: 11 modelos para todas las expectativas, necesidades y presupuestos

Ahora que ya sabemos qué hace falta para disfrutar de la realidad virtual, es momento de elegir el modelo de gafas o casco que se ajusta a nuestras necesidades, expectativas y presupuesto. La realidad virtual lleva años con nosotros, pero nunca habían existido tantas opciones que nos permitan satisfacer la pregunta: ¿qué gafas de realidad virtual comprar?

El punto de partida: ¿con qué equipo las vas a usar?

La elección de un modelo u otro de gafas de realidad virtual viene determinado por el hardware complementario que usaremos con ellas: nuestro teléfono móvil, un PC, una consola o ellas solas de forma autónoma. Atendiendo a este requerimiento clasificaremos los principales propuestas que encontramos en el mercado.

 

A partir de aquí, si es pertinente proporcionaremos una serie de características a tener en cuenta como son:

  • Relativas a la pantalla que integran (si es que la tuvieran): tipo de panel, resolución, tasa de refresco, campo de visión.
  • Sensórica para registrar nuestra actividad
  • El tipo de sonido integrado.
  • Plataforma
  • Puertos y conexiones
  • Requisitos mínimos del sistema, si los hubiera
  • Plataforma
  • Precio
 

Sí, pero no: gafas de RV para smartphones

Hace unos años las gafas de realidad virtual para smartphones llegaron como un anzuelo muy atractivo para abrir boca con la realidad virtual. Estos modelos integran nuestro smartphone para usarlo como pantalla.

Así, nos olvidaremos de buena parte de parámetros listados anteriormente, ya que carecen de sistemas de detección (salvo algunas notables excepciones) y aspectos como las características de sonido o pantalla dependen única y exclusivamente de nuestro teléfono.

Por potencia e inmersión están a años luz del resto de alternativas, teniendo en su bajo precio el gancho para decantarse por ellas.

Entre los fabricantes más destacados de esta vertiente se encuentran precisamente los de telefonía, con Samsung, Google o OnePlus. Esencialmente había dos vertientes: las propietarias de Samsung y las gafas de realidad virtual compatibles con buena parte de los smartphones en función de las dimensiones de su pantalla y puerto.

En cuanto al catálogo de juegos y aplicaciones, basta acudir a Google Play y la App Store para descargar en nuestro dispositivo.

¿Por qué hablamos en pasado? Porque los fabricantes parecen haberse olvidado de iniciativas como las Google DayDream View, Samsung Gear VR, FireFly VR, ZEISS VR ONE Plus... o lo que es lo mismo, se trata de modelos con varios años en el mercado que no han sido continuados.

Zeizz

Algún modelo veterano que todavía podemos encontrar son las Carl Zeiss VR One Plus (29 euros), diseñadas en colaboración con Oculus. Permiten integrar terminales con pantallas de 4,7 a 5,5" mediante un adaptador. Para mejorar la inmersividad de la experiencia, Zeiss ha puesto los cristales en este modelo.

 

Lo más asequible: gafas de cartón (y otros materiales)

Google Cardboard

La dinámica es muy simple: se trata de unas gafas de cartón en las que integrar nuestro teléfono móvil. En Amazon hay bastantes kits de cartón que esencialmente se diferencian en diseño, acabados y lo cómodas que resultan puestas, ya que la experiencia recae sobre el terminal. Son asimismo las más económicas y es fácil encontrar modelos compatibles con tu teléfono.

Las que gozan de mayor popularidad son las Google CardBoard (8,99 euros), unas sencillas gafas de cartón para terminales de 4-6 pulgadas, de fácil montaje y con NFC Tag y velcro para ajustarlas a la cabeza.

 

Gafas de RV para ordenador

El ordenador es por el momento, el dispositivo por excelencia a la hora de disfrutar de la realidad virtual gracias a lo ambicioso de los modelos que encontramos en cuanto a gafas de realidad, especialmente en materia de gaming.

El mercado se divide esencialmente en lo que esperemos de ellas: si queremos unas gafas RV para jugar, encontraremos en las propuestas de Valve, HTC y Oculus los modelos más interesantes y, si deseamos unas gafas versátiles para jugar, trabajar y explorar, existe una horquilla de fabricantes como Acer, Asus, Samsung, Dell o HP que han desarrollado modelos compatibles con Windows Mixed Reality, una aplicación en la que implementar la realidad mixta de forma nativa en Windows 10. Para este último punto, hemos seleccionado algunos de los modelos más populares.

No obstante, para usar la realidad virtual en ordenadores es importante saber que se necesita un equipo capaz y compatible para RV, bien sea en formato de sobremesa o portátil. En la tabla resumen de más abajo encontrarás las especificaciones mínimas de cada modelo.

Oculus Rift S

Rift

Las Oculus Rift primigenias iniciaron la revolución de la RV, primero como proyecto de Kickstarter y ahora ya enmarcadas dentro del universo Facebook tras su adquisición.

Esta segunda generación cuenta con óptica mejorada, más nitidez, sin sensores externos, ya que los integra en el propio dispositivo y viene con 2 controladores Touch, ofreciendo un kit para la realidad virtual muy interesante en cuanto a la relación calidad precio, siempre y cuando nuestro ordenador sea capaz. Aunque Oculus lista los requisitos mínimos, también dispone de una herramienta para comprobar si nuestro ordenador es compatible.

Las Oculus Rift S se centran en los juegos VR para PC y su potencia gráfica, conectándose mediante cable a este. El entorno de Oculus cuenta con tienda propia, nutrido catálogo de juegos y experiencias.

Si queremos hacer uso de ella necesitaremos el pack Oculus Rift S (449 euros) que incluye visor, dos controladores, pilas, cables y salida de vídeo.

Otra alternativa dentro de las posibilidades de Realidad Virtual para PC llega de la alianza de HTC y Steam, que actualmente cuenta con el modelo Vive, la versión mejorada y actualizada Vive Pro y un tercer modelo al caer.

Lo más interesante de las gafas de HTC son la experiencia inmersiva que ofrecen y su amplia oferta de juegos, ya que podremos disfrutar tanto del catálogo de SteamVR de Valve como jugar a los títulos de Oculus.

Las HTC Vive (819 euros) incluyen visor, controles y estaciones y constituyen una alternativa que ha soportado técnicamente bien el paso del tiempo, con una rebaja de precio que la hace una solución muy interesante desde el punto de vista de prestaciones y coste.

Si buscamos una solución más ambiciosa — tanto desde el punto de vista técnico como de requerimientos — puede ser interesante dar un salto cualitativo y de presupuesto y apostar por las HTC Vive Pro (1238 euros), que vienen solas.

Fuente: https://www.xataka.com/

 

 
 
 
 
Compartir en