REALIDAD AUMENTADA: UN PASO POR DELANTE

REALIDAD AUMENTADA: UN PASO POR DELANTE

La Realidad Aumentada (RA) es una tecnología que se basa en la superposición de contenido virtual (texto, imágenes, vídeos o animaciones en 3D) directamente sobre la realidad que vemos a través de una pantalla, enriqueciendo la experiencia visual.

Consiste en un conjunto de dispositivos que añaden información virtual a la información física ya existente, es decir, añadir una parte sintética virtual a lo real. Esta es la principal diferencia con la realidad virtual, puesto que no sustituye la realidad física, sino que sobreimprime los datos informáticos al mundo real.

De esta forma, y gracias a que sus aplicaciones son infinitas, la Realidad Aumentada difumina la frontera entre el mundo real y el virtual abriendo una nueva dimensión en la manera en la que interactuamos con lo que nos rodea.

Poco a poco la Realidad Aumentada va encontrando su sitio en el mercado. Si la tecnología nos está cambiando la forma de ver, organizar y entender el mundo, la realidad aumentada nos está llevando un paso por delante, añadiendo a la realidad física una nueva capa sensorial, tangible y llena de volumen y movimiento.

Numerosos sectores estratégicos están implementando esta tecnología para ampliar la información que se ofrece al usuario y que, sin duda, aporta mucho más valor: turismo, comercio electrónico, editorial, inmobiliarias, arquitectura, videojuegos, publicidad y mucho más.

 

RA aplicado a Turismo, comercios e inmobiliarias

La Realidad Aumentada puede aplicarse a distintos campos. Uno de sus principales usos es el turístico. Permite identificar y localizar todo aquello que nos rodea: monumentos, tiendas, restaurantes, hoteles, etc. Por ejemplo, si estoy haciendo turismo y miro a mi alrededor a través de la pantalla de un teléfono inteligente podré –a través de una aplicación de RA - ver el nombre de los monumentos que me rodean e información sobre éstos. En esto se especializa Wikitude, una aplicación para el móvil con la que los usuarios pueden explorar a su alrededor y que al enfocar puntos de interés permite ver en la pantalla la información de ese lugar que hay en Wikipedia, los consejos y opiniones de Foursquare y otros contenidos sociales.

Una aplicación similar es Layar, que puede descargarse de manera gratuita en el iPhone y en móviles con Android. Este navegador de RA aprovecha la cámara del teléfono, el GPS, su acelerómetro y la brújula para mostrar información contextual sobre el lugar en donde estoy situado. Por ejemplo, Layar puede mostrar sitios recomendados por otros usuarios, detecta a los twitteros cercanos, fotos geo-etiquetadas, promociones o descuentos de comercios y hasta saber si hay casas a la venta o en alquiler. Multiples utilidades que denotan el campo de acción de la Realidad Aumentada para los comercios, el turismo y el rubro inmobiliario, entre otros.

 

Más allá del móvil

La Realidad Aumentada puede ser muy útil, por ejemplo, para crear aplicaciones didácticas. En este sentido, Priority Mail, una empresa de empaques norteamericana, desarrolló una aplicación de Realidad Aumentada para que sus clientes pudiesen determinar qué tamaño de paquete utilizar para sus envíos. Esta aplicación llamada “Virtual box simulator” permite visualizar a través de internet y con una simple cámara web cómo encaja el objeto a enviar en los distintos embalajes.

 

Tiendas On-line mejoradas con RA

La Realidad Aumentada permite también mejorar y complementar a otras tecnologías existentes. Por ejemplo, no son pocas las marcas que se animan al uso de la RA para mejorar la experiencia del usuario en sus tiendas virtuales.

A las personas les gusta probar antes de comprar, y por eso pasa varias horas recorriendo tiendas y entrando a los probadores para verificar si la prenda le queda y así tener una idea clara de lo que llevará.

En las tiendas on-line el usuario debe conformarse con elegir el producto, el color, el tamaño, y cualquier característica del producto, pero hasta hora no podía probárselo.

La tienda de ropa TopShop desarrolló un probador virtual gracias a la tecnología Kinect junto con Realidad Aumentada. En el mismo camino se encuentra la tienda australiana BoutiqueAccessories que ha puesto en marcha un Espejo Virtual (Virtual Mirror) que permite a los usuarios probar en la joyería con realidad aumentada.

Otro caso interesante se da en la marca de relojes Tissot que lanzó hace poco más de un año una aplicación que permite probarse sus colecciones en la muñeca en tiempo real.

 

Aplicaciones con participación de los consumidores en puntos de venta

En el rubro de la cosmética, las clientas casi siempre están indecisas de qué color o tono escoger y naturalmente quisiera probar antes de comprar aunque esto en muchos casos es imposible y en esto es donde entra la realidad aumentada.

En la tienda Takashimaya del gigante de la industria Shiseido en Shinjuku, Japón, han instalado un terminal interactivo llamado Digital Cosmetic Mirror o algo así como espejo cosmético digital y puede ser utilizado para probar el maquillaje y dar las recomendaciones necesarias, sin siquiera tener que coger un producto.
Este es un uso práctico de realidad aumentada para hacer el muestreo con una forma novedosa de participación de los consumidores.

El proceso es simple, la clienta se sienta y deja que la cámara escanee su rostro, luego el terminal muestra las recomendaciones. Al pulsar algunos botones en la pantalla táctil y escoger las pinturas de maquillaje estas aparecen en su imagen en tiempo real, lo que le permite ver los resultados al instante.

 

La realidad aumentada en el futuro del mundo editorial

La RA ya es una tecnología que están introduciendo revistas internacionales, como la norteamericana Esquire o la alemana Süddeutsche Zeitung.

RA está empezando a aparecer incluso como complemento de manuales, libros de texto y de niños. Sus aplicaciones son diversas, y están propiciando una tabla de salvación para muchos medios amenazados por el entorno digital e internet, y también consideran clave en el futuro de la edición digital en el ámbito educativo.

En estos momentos, mediante un simple móvil o tableta podemos ampliar la información que nos ofrece una sencilla página estática, o una foto, pudiendo acceder a videos, audios, animaciones, catálogos interactivos, etc.

Esta tendencia puede hacer que cualquier contenido impreso lleve consigo un enriquecimiento y valor añadido, e incluso ser un recurso importante en términos publicitarios, en dónde una publicidad estática “cobra vida” reproduciendo por ejemplo la campaña televisiva desde un simple anuncio en papel.

Un caso emblemático es el de la multinacional Sony, que ha presentado en 2012 sus Wonderbooks, una serie de libros con realidad aumentada para PlayStation 3 y PlayStation Move, logrando darle vida a un dibujo que está en un libro impreso.

 

El potencial lúdico

Desde sus inicios se utilizó en videojuegos y actualmente podemos encontrar un gran número de aplicaciones móviles y plataformas que la utilizan para entretenimiento. Uno de los primeros ejemplos fue ArSoccer que permitía jugar a fútbol con tu iPhone mientras caminabas por la calle visualizando una pelota de fútbol que puedes patear virtualmente. Actualmente los juegos que utilizan esta tecnología ofrecen una experiencia acabada mezclando la realidad con elementos tridimensionales y, mediante dispositivos, interactuar con ellos, pudiendo introducirse dentro de la escena y experimentarla en un entorno virtual inmersivo.

 

El futuro llegó hace rato

En verdad existen diferentes formas de aplicar la realidad aumentada. No solo se utilizan recursos de esta tecnología en la industria publicitaria. En el campo de la medicina se están diseñando aplicaciones para el uso eficiente de recursos y como complemento de tecnologías existentes –doppler, ecografías 3D y 4D-, en la industria automotriz hay avances importantes, como los gráficos con información desplegados en los espejos retrovisores. Arquitectos pueden mostrar sus edificios en la palma de la mano y los usuarios de tiendas on-line pueden hoy “probarse” los productos. Ha revolucionado la manera de participar turísticamente con el entorno y ha cambiado la forma de interactuar con los videojuegos transformándolos en “ficciones aumentadas”. Se está utilizando RA en educación, enriqueciendo los contenidos y la forma de incorporarlos.

El potencial de la Realidad Aumentada, sus múltiples aplicaciones y usos en distintos campos, hará que un futuro próximo ésta forme parte de nuestro día a día, si no lo hace ya, aportando información útil y relevante para nuestra vida. 

 

Fuente: https://www.comafi.com.ar 

Compartir en